Noticias Educación – 001

La educación transforma vidas

Noticias ONU – 002

 

Se puede acabar con el sida para 2030, pero vamos con retraso

UNICEF/Frank Dejongh
Prueba del sida en un centro médico de Cote D’Ivore
    
              

3 Junio 2021

ONUSIDA instó este jueves a los líderes mundiales que asistirán la semana que viene a la quinta Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Sida a comprometerse con los objetivos de una nueva declaración política sobre el VIH.

El llamado cobra mayor importancia al conocerse los nuevos datos del Programa de las Naciones Unidas para el VIH-SIDA (ONUSIDA) que demuestran que docenas de países lograron o superaron en 2020 los objetivos fijados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2016, evidenciando que esas metas no eran meras aspiraciones, sino una realidad alcanzable. (ONU en español)

El informe demuestra que los países con leyes y políticas progresistas y sistemas sanitarios sólidos e inclusivos son los que obtuvieron los mejores resultados contra el VIH.

Las personas que viven con el VIH y están afectadas por el virus en esos países tienen una mayor probabilidad de acceder a servicios eficaces para el VIH, entre ellos las pruebas de detección, la profilaxis previa a la exposición (medicamentos para prevenir el padecimiento), la reducción de daños causados por la enfermedad, el suministro de varios meses de tratamiento para el VIH y un seguimiento y una atención constante y de calidad.

La directora ejecutiva del Programa de la ONU manifestó lo anterior, subrayando que los países que obtuvieron los mejores resultados fueron los que “abrieron el camino” para que el resto lo continúen.

“Con financiación adecuada, el compromiso auténtico de la comunidad, los enfoques multisectoriales basados en los derechos humanos y la ciencia como punto de partida para sus estrategias han logrado revertir sus epidemias y salvar vidas. Todos estos elementos son muy valiosos para estar preparados y responder eficazmente a la pandemia contra el VIH, la COVID-19 y muchas otras enfermedades”, resaltó Winnie Byanyima.

Faltan 29.000 millones de dólares anuales para cumplir con los objetivos del año 2025

Sin embargo, ONUSIDA debió destacar también que se agota el tiempo para alcanzar el objetivo de acabar con el sida para el año 2030, que los avances desde la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU de 2016 han sido demasiado lentos y que no se han cumplido algunas de las metas previstas para el 2020.

Si finalmente se logran, los objetivos permitirán prestar servicios relacionados con el VIH al 95% de las personas que los necesitan, reducir las infecciones anuales por VIH a menos de 370.000 y las muertes relacionadas con el sida a menos de 250.000 para 2025. Esto requerirá una inversión de 29.000 millones de dólares anuales hasta el 2025.

Los tratamientos asequibles han salvado más de 16 millones de vidas desde 2001

El estudio muestra que a nivel mundial el número de personas que reciben tratamiento se ha triplicado con creces desde 2010. En 2020, 27,4 millones de los 37,6 millones de personas que vivían con el VIH estaban en tratamiento, frente a los 7,8 millones de 2010. ONUSIDA calcula que, gracias a la aparición de tratamientos asequibles y de calidad, desde 2001 se han salvado 16,2 millones de vidas.

Las muertes relacionadas con el sida también disminuyeron, en gran parte gracias a la implementación de las terapias antirretrovirales, cayendo un 43 % desde 2010 y llegando a las 690.000 en 2020. Al mismo tiempo, se avanzó en la reducción de nuevas infecciones por VIH, pero con un progreso notablemente más lento: se ha logrado una reducción del 30 % desde 2010, con 1,5 millones de nuevas infecciones por VIH en 2020 en comparación con los 2,1 millones de 2010.

El informe subraya que los países que mantienen leyes punitivas y se niegan a adoptar un enfoque sanitario centrado en los derechos no hacen más que castigar, ignorar, estigmatizar y dejar atrás a los grupos de población clave (que constituyen el 62 % de las nuevas infecciones por el VIH en todo el mundo), a quienes se niega el acceso a los servicios para el VIH. A modo de ejemplo, citó que casi 70 países penalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

En cuanto a la procedencia geográfica, las mujeres jóvenes del África subsahariana siguen siendo las grandes olvidadas. Seis de cada siete nuevas infecciones por VIH entre adolescentes de 15 a 19 años de la región se producen en las niñas. Las enfermedades relacionadas con el sida todavía son la principal causa de muerte entre las mujeres de entre 15 y 49 años en la subregión africana.

 

Noticias ONU – 001

https://news.un.org/es/story/2021/05/1492682

Sería un “error monumental” que algún país pensara que el peligro del COVID-19 ha pasado, advierte el director de la OMS
© UNICEF / Munna Sarraf
El hospital Narayani de Birgunj, en el sur de Nepal, no da abasto para atender a los pacientes con COVID-19.
    
                                      

31 de mayo de 2021

Pese a que es alentador que los casos y las muertes sigan disminuyendo, se deben mantener las medidas de salud pública combinadas con la vacunación equitativa, dice Tedros y reitera su llamado a que los Estados se comprometan a inmunizar al menos al 10% de sus poblaciones para fines de septiembre. También los insta a respaldar un tratado de preparación para cualquier futura pandemia.

El director de la   Organización Mundial de la Salud   (OMS) afirmó este lunes que aún  mucho queda trabajo  por hacer para ponerle fin a la pandemia de COVID-19 y urgió a los Estados a no bajar la guardia, a acelerar la vacunación equitativa ya apoyar un tratado que prepare al mundo contra otra emergencia sanitaria de gran escala.

Durante la clausura de la 74ª Asamblea Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus adelantó que habrá una  sesión especial  de los Estados miembros de la OMS en noviembre para discutir ese posible acuerdo.

Con respecto a la situación actual, Tedros insistió en la necesidad de  no relajar las provisiones  ni protocolos sanitarios.

“Nos alienta mucho que los casos y las muertes sigan disminuyendo a nivel mundial, pero sería un error monumental para cualquier país pensar que el peligro ha pasado. El  uso adecuado y coherente de las medidas de salud pública , junto con una vacunación equitativa, sigue siendo la salida ”, aseveró.

En este sentido, instó a los Estados Miembros a comprometerse a  haber vacunado al menos al 10%  de sus respectivas poblaciones para fines de septiembre y al menos al 30% para fin de año.

Recordó también que aún superada, la pandemia dejará una  marca indeleble  en todas las sociedades e individuos.

“Un día, esperemos que pronto, la pandemia quedará atrás, pero  las cicatrices psicológicas permanecerán  para quienes han perdido a sus seres queridos, los trabajadores de la salud que se han esforzado más allá de sus límites y los millones de personas de todas las edades que se enfrentan a meses de soledad y aislamiento ”, recalcó el responsable de la OMS.

© UNICEF / Amerjeet Singh
Un paciente llega a un hospital en Nueva Delhi durante la segunda ola de casos de COVID-19 en India.

Con elogios no se paga

Por otra parte, Tedros subrayó la necesidad imperiosa de dar un  mayor financiamiento  a la OMS para que pueda cumplir con la tarea de brindar apoyo técnico y orientación a los países que la precisan.

“La capacitación de los trabajadores de la salud, los suministros críticos, los despliegues de emergencia y mucho más…  Todo tiene que ser financiado . No podemos pagarle a la gente con elogios ”, dijo.

Esta aportación de recursos beneficiarios a todos los países, explicado, ya que la población de cualquier Estado sólo estará a salvo si existe una  responsabilidad compartida .

Lamentó que durante la pandemia se haya observado una inequidad de acceso no sólo a los suministros materiales para combatirla, sino también a la información ya los datos, los patógenos y las tecnologías.

OPS
Una mujer es vacunada contra el COVID-19 en Costa Rica.

Un tratado equitativo

Tedros aseveró que un tratado global de preparación permitiría una alerta temprana de amenazas posibles para la salud mundial, promovería el almacenamiento y la producción de suministros pandémicos,  facilitaría el acceso equitativo a vacunas, pruebas y tratamientos , y proporcionaría una fuerza laboral de emergencia para gestionar las emergencias.

Añadió que todos los Estados miembros deben participar en el diseño de dicho tratado y que éste  debe ser propiedad de todos  por igual. “Tiene que ser verdaderamente representativo e inclusivo”, apuntó.

“Requiere una elaboración minuciosa y muy cuidadosa, pero también urgente. No tenemos tiempo ”, acotó.

Las cifras globales de la OMS registraban casi 170 millones de casos y más de  3,5 millones de muertes  por COVID-19 hasta el 30 de mayo de este año. En cuanto a las vacunas, hasta el 27 del mismo mes se administrado 1546 millones de dosis.

Durante la semana de trabajo de la Asamblea Mundial de la Salud, inaugurada el 24 de mayo, se  adoptaron más de 30 resoluciones y decisiones  sobre diabetes, discapacidades, violencia contra los niños, cuidado de la vista, VIH, hepatitis e infecciones de transmisión sexual , producción local de medicamentos, malaria, enfermedades tropicales desatendidas, enfermedades no transmisibles, enfermería y partería, salud bucal, determinantes sociales de la salud y orientaciones estratégicas para el personal sanitario y asistencial.

Análisis Personal

 

ir a Ecuador Virtual